En Agora Lledó International School ponemos a raya a la obesidad infantil y así puedes seguir haciéndolo en casa

¿Si te preguntasen contra qué pandemia estamos luchando qué responderías? Muy probablemente harías mención a la COVID-19 pero, sin embargo, existe otra pandemia silenciosa: la obesidad infantil. Te enseñamos a poner fin a esta enfermedad tal y como hacemos en Agora Lledó International School.

Los datos son, cuanto menos, desoladores: según Idoia Labayen, profesora titular de la Universidad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Navarra, la obesidad infantil es la otra epidemia del siglo XXI. De hecho, es tajante al afirmar que por primera vez en la historia, la próxima generación tendrá menos esperanza de vida que la actual; algo que ya advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2000.

Y es que, los datos que recoge el Estudio Nutricional de la Población Española de la Sociedad Española de Cardiología nos pintan un escenario desolador: a fecha de 2020,  el 40% de los niños españoles de entre 3 y 8 años tienen obesidad o sobrepeso. Además, la obesidad abdominal afecta a tres de cada diez menores, especialmente a los varones. Según Javier Aranceta, el principal autor del estudio, la población menor de 25 años ha continuado aumentando de peso en los últimos 30 años.

Una investigación llevada a cabo por la Fundación Gasol va un paso más allá demostrando que el 60% de los niños en España no cumple el mínimo de tiempo de ejercicio físico que recomienda la OMS y que son 60 minutos diarios. Además, el mismo análisis concluía que una de las causas principales de este escenario es que los hábitos alimenticios son cada vez peor y que, de hecho, se está perdiendo la dieta mediterránea.

Consecuencias de la obesidad infantil

Las consecuencias de tener obesidad durante la etapa infantil son preocupantes: a corto plazo, School Nurse asegura que los niños pueden sufrir diabetes o hipertensión; además de molestias respiratorias, alteraciones ortopédicas o fracturas. Y en el plano mental, discriminación, aislamiento social, pérdida de la autoestima o desórdenes alimenticios.

A largo plazo, además, pueden seguir sufriendo obesidad en su etapa adulta o enfermedades cardiovasculares crónicas, así como su relación con la aparición de ciertos tipos de cáncer y otros trastornos del aparato locomotor.

¿Qué se come en los comedores escolares?

Tal y como comentábamos antes, las dos principales causas del aumento de la obesidad infantil es la poca actividad física y el deterioro de la alimentación de los niños. En esto último tiene que ver el papel de los comedores escolares. «No se trata solo de dar a comer sano, sino de enseñar a comer sano. Para ello, en el ámbito escolar es clave la intervención de un dietista-nutricionista en un equipo multidisciplinar junto con los profesionales de educación física, psicólogos y pedagogos, familias, personal docente y de cocinas», explica Alma Palau, presidenta del Consejo General de Colegios oficiales de Dietistas-Nutricionistas.

A sabiendas de la importancia del papel de los comedores escolares, en Agora Lledó International School hemos puesto en marcha el proyecto saludable Lledó HealthyFood. Gracias a él hemos implantado diferentes medidas para la mejora del servicio de comedor escolar. Un proyecto liderado de manera pionera en la provincia por el famoso Chef Juan Llorca y el equipo de Nutrikids.

El objetivo principal de este proyecto es introducir en nuestro comedor nueva comida y hábitos saludables y equilibrados. ¿Cómo? Hemos incorporados pastas especiales, legumbres ecológicas, pescado y carne fresca y un considerable aumento de cereales, proteína no animal, frutas y verduras. Además, practicamos la filosofía ‘Mondays without fish or meat’, incorporando a los menús de los estudiantes otro tipo de productos sanos como el cous-cous, el boniato o el guiso de legumbres a la jardinera.

Tips para alejar la obesidad infantil de nuestros hogares

El proyecto que llevamos a cabo en nuestro centro necesita el apoyo de la familia, entre otros agentes. Por eso, consideramos de vital importancia que estos hábitos saludables en la alimentación infantil traspasen las fronteras y lleguen a todos los hogares. Para eso, dejamos a continuación una serie de tips que ayudarán a fomentar una dieta rica y saludable y mantener alejada la obesidad infantil y que están avalados por la Asociación Española de Pediatría:

  • Ofrece a los niños picoteo saludable y mantén alejada de vuestra vida toda la bollería industrial
  • Llena la cesta de la compra de fruta, verdura, pescado y legumbres
  • Optad siempre por beber agua o zumos naturales, en vez de refrescos
  • Disminuid la ingesta de grasas de origen animal en mayores de dos años
  • Evitar bebidas que lleven azúcar o jarabes de maíz con fructosa
  • Evitar los alimentos procesados
  • Practicar ejercicio físico diario
  • Intentad mantener siempre un horario de comidas regular para no picar entre horas
  • A la hora de comer, intentad evitar distracciones como las pantallas (hay que practicar la alimentación consciente)
13 / 08 / 21