¿Por qué los estudiantes de Agora Lledó International School están fielmente comprometidos con el respeto al medio ambiente?

La Tierra es la casa que nuestros hijos seguirán ocupando cuando sean personas adultas. El científico español Adolfo Eraso afirma que el calentamiento global ya no tiene marcha atrás, pero sí podemos hacer mucho para evitar que sus consecuencias sean desastrosas a corto y medio plazo. En Agora Lledó International School estamos fielmente comprometidos con el respeto al medio ambiente y enseñamos a nuestros estudiantes cómo tienen que cuidar la que un día será solo su casa.

La educación va más allá que enseñar contenidos meramente teóricos: la educación abarca la formación y la ayuda a los estudiantes en la adquisición de una serie de valores que les ayuden a convertirse en adultos respetuosos, solidarios y tolerantes con ellos mismos y con el mundo.

Con esta premisa, en Agora Lledó International School estamos fielmente comprometidos con toda la educación en valores, que transmitimos a nuestros alumnos en el día a día, a través de los roces de la convivencia que se producen en el aula y a través de actividades complementarias a los contenidos teóricos.

Entre otros valores, en nuestro centro estamos fielmente comprometidos con el respeto al medio ambiente, ya que creemos que eso es una de las bases de la solidaridad y la tolerancia que pretendemos transmitirles. De hecho, el respeto al medio ambiente es uno de los diez valores fundamentales que fomentamos desde la infancia, ya que estamos fielmente comprometidos con nuestros hábitos cotidianos.

¿Cómo educamos en el respeto al medio ambiente?

En Agora Lledó International School sabemos que la educación infantil no está basada solo en los contenidos curriculares. Por eso, como decimos, tenemos diez valores fundamentales que inculcamos a nuestros peques desde Educación Infantil y a lo largo de toda su vida académica. Para llevar a cabo la educación en cualquiera de ellos es fundamental que el centro y la familia vayan de la mano y aúnen esfuerzos por caminar en una misma dirección, por eso tenemos tan en cuenta la buena comunicación y la participación con ellas.

Fomentamos hábitos de vida saludable y trabajamos diferentes actividades para que aprendan a reciclar e, incluso, les ponemos en contacto con la naturaleza para que se den cuenta de la importancia de cuidar de ella. Pero nada de esto tendría sentido si el aprendizaje no continuase a casa. Si los niños llegasen a su hogar y vieran un solo cubo de basura, despilfarro y poco respeto hacia lo que nos rodea, no estaríamos consiguiendo nada.

Por eso, queremos dar a las familias de Agora Lledó International School algunas herramientas e ideas para que el aprendizaje en el respeto al medio ambiente continúe en todos los hogares.

Proyectos sostenibles

En nuestro centro estamos fielmente comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas. Como parte de ese compromiso lanzamos proyectos que involucran a todos los estudiantes, maestros y familias a través de acuerdos con organizaciones de prestigio internacional.

¿Cómo educar en el respeto al medio ambiente en casa?

Para eso, bastará con fijar una serie de hábitos respetuosos que habrán de cumplir todos los miembros de la familia.

  • Las cosas que hay en la calle son de todos: «tu hijo debe aprender que todas las cosas que vea por la calle son de todos nosotros y que, por ello, debe respetarlas y no dañarlas», aseguran desde ACNUR.
  • La ducha no puede durar más que tu canción favorita: ducharse a través de un juego es más divertido y si, además, ahorramos agua, el beneficio es doble. Podemos proponer al peque que reproduzca su canción favorita y que nos prometa que tendrá que acabar la ducha antes de que termine la canción. ¡Así ahorraremos agua! También podemos recordar que es mejor que cerremos el grifo mientras nos enjabonamos y así el ahorro será mayor.
  • ¿Apostamos por juguetes sostenibles? Una buena opción, también para pasar tiempo en familia, es construir juguetes con material reciclado (con hueveras, rollos de papel higiénico,… ¡las posibilidades son infinitas!). Pero, aparte de esto, también podemos optar por regalar al peque juguetes hechos con materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Por ejemplo, los juguetes de madera son una opción perfecta. ¡Y además suelen ser educativos!
  • Reciclar: ¿Os suena la regla de las ‘3 R’? Una de esas R era la de ‘reciclar’ y eso es lo que hemos de enseñar a los peques. El papel siempre se recicla y se aprovecha al máximo. Además, la basura debe estar clasificada antes de bajar al contenedor reglamentario.

Además de estos, la Asociación Mundial de Educadores Infantiles aporta otros consejos más para enseñar conciencia ecológica a los niños:

  • Apagar la luz
  • Compartid los juguetes: lo que ya no use, los podéis donar
  • Hay que cuidar a las mascotas
  • Es importante que los niños aprendan que las plantas son seres vivos y que es mejor cuidarlas y protegerlas que pisarlas y arrancarlas.
30 / 08 / 21