¿Cómo seguir aprendiendo inglés en verano?

Las vacaciones de verano son el momento perfecto para aprender inglés de una forma diferente a la que los niños lo aprenden durante el curso.

Durante el verano los niños tienen que descansar y divertirse, pero eso no es contraproducente con el aprendizaje de inglés. Los campamentos de inmersión lingüística, los juegos, los cuentos en ese idioma y su ratito de lectura o los juegos inventados en familia o con amigos son ideas muy prácticas y muy divertidas. Proponen aprender inglés a través del proceso lúdico. Hay que recordar que los niños aprenden a través del juego así que, si proponemos ese repaso y refuerzo de inglés como tal, sentirán que están jugando y no les resultará una tarea pesada.

“El verano es para descansar y desconectar y así, de hecho, lo ven muchas familias que están en contra de los deberes durante las vacaciones”, asegura Rhona Anne Dick, directora de experiencia de aprendizaje de Lingokids, una plataforma educativa que ha llevado a cabo un estudio con motivo del inicio de las vacaciones escolares este verano 2022. “Si buscamos alguna opción divertida, con contenidos de aprendizaje basado en el juego, tendrán una alternativa con la que llenar su tiempo y al tiempo que se divierten podrán seguir aprendiendo sin apenas darse cuenta”, continúa.

Lo más difícil es conseguir pensar todas esas actividades que camuflen el aprendizaje de inglés como un juego durante el verano. Por eso, desde Agora Lledó International School queremos proponeros algunas ideas de juegos y diversión para seguir reforzando ese segundo idioma durante las vacaciones de verano.

Campamentos de inmersión lingüística para aprender inglés en verano

De acuerdo al estudio de Linkgokids antes referenciado, al menos un 56% de las 600 familias encuestadas para la investigación aseguraba haber contratado un campamento de verano para sus hijos en este verano 2022. De ellas, un 22% había elegido algún campamento en inglés, con el fin de que los niños mezclasen la diversión con el aprendizaje de este idioma.

Los campamentos son una opción fabulosa para los padres: suponen una fuente de alivio ante el estrés ocasionado por la dificultad de conciliar vacaciones con vida laboral. Son entornos seguros, diseñados específicamente para el aprendizaje y la diversión de los más pequeños de la casa y si, además son en inglés, las familias aseguran que estarán trabajando este segundo idioma sin darse cuenta.

Existen campamentos de inmersión lingüística organizados por niveles y tramos de edad, a los que se puede acceder fácilmente. Además, muchos, incluso, proponen la opción de dormir fuera de casa, que siempre es un plus de diversión para los más pequeños de la casa.

Cuentos en inglés para niños

Otra opción fabulosa de seguir aprendiendo inglés en verano es a través de la lectura. Podemos organizar actividades en familia alrededor del argumento de un cuento en esta segunda lengua, a fin de que los niños lo lean sin aburrirse.

Existen un montón de títulos en inglés, adaptados al nivel de cada niño. Sin embargo, hay un factor especial que hay que tener en cuenta: aunque puedes encontrar cuentos por tramos de edad, hay que tener en cuenta que un niño de 7 años bilingüe podrá, seguro, leer un cuento para un niño de 12 años, mientras que uno de esta edad con un entendimiento básico, deberá escoger uno con un argumento, vocabulario y gramáticas menos complicados, a fin de cerciorarse de que entenderá todo el argumento.

¿A qué edad puedes enviar a tus hijos al extranjero a estudiar inglés?

De acuerdo a la web de Sanitas, la mejor edad para que un niño estudie en el extranjero es a partir de los 12 años, aunque no es algo que hay que seguir al pie de la letra. La edad depende mucho de las circunstancias de cada familia, así como de la personalidad y el grado de madurez de cada menor.

Hay niños más pequeños que son completamente autónomos y otros más mayores que siguen teniendo mucha dependencia de sus padres, así que lo mejor es dejarse asesorar por expertos antes de lanzarse a la piscina.

Aseguran que, a la hora de enviarlos al extranjero, lo mejor será hacerlo un curso entero para que el aprendizaje sea mayor, pero si no es posible, un curso de dos a cuatro semanas en verano también estará bien.

“La recomendación es que a partir de los 6 años vayan a campamentos de verano en España”, explican desde Sanitas. Eso les ayudará a desarrollar confianza en sí mismos, seguridad y también autonomía.

Actividades en familia para aprender inglés en verano

Os proponemos, además, algunas actividades en familia perfectas para repasar inglés en verano:

  • Organizar un día a la semana en inglés: solo podréis hablar inglés. Si vosotros, los padres, no tenéis el suficiente nivel, no pasa nada. Dejad que lo organicen entre ellos o tened el traductor a mano durante las 24 horas del día. Será una buena forma de que todos deis caña a este idioma
  • Sociabilizad con alguna familia inglesa, si tenéis la oportunidad en vuestro destino de vacaciones, a fin de que los niños manejen el idioma
05 / 08 / 22